martes, 30 de mayo de 2017

Proyecto 2. Carácter. Entrega final.

Mi compañera de trabajo fue Eugenia. Viendo otros blogs noté que varios trabajaron con sus compañeros de una forma muy cercana, logrando retratos a veces distintos pero trabajando las ideas en conjunto. No fue el caso entre Euge y yo. Cada una trabajó de forma muy independiente, creo que las únicas veces que hablamos del trabajo fue para coordinar horarios con Sofi. No tuvimos un seguimiento sobre el trabajo de la otra más que para estar de acuerdo en que ibamos a mostrar personajes diferentes, cada una siguió su camino. 
Con Sofi, como también ya mencioné en posteos anteriores, tenemos una forma muy libre para trabajar. No le dije que posara o que expresara algo en particular, lo fuimos encontrando a lo largo de las fotos. De alguna forma ella siempre logra completar la idea, por más que yo no pueda percibirlo en el momento en que capturo. 

En cuanto al retrato, había empezado a hablar sobre la idea en el posteo anterior. Al comienzo del proyecto quería mostrar un personaje más ligado al mundo de la fantasía que de la realidad, o que pueda verse como alguien que está entre medio de los dos mundos, entre las luces y las sombras. Pero me costaba construir al personaje más allá de eso. Tenía la fotografía muy presente en la mente, sabía que iba a estar la máquina de escribir, sabía que iba a estar la presencia del fuego, sabía que iba a ser en ese lugar, a la noche, con ese fondo, con esa iluminación, pero no podría focalizar en la personalidad de este carácter. Como dije anteriormente, la lectura de "Mujeres que corren con los lobos" me despertó otras ideas e inquietudes que quería que Sofía exprese y pese a que todas estas ideas fueron posteriores al momento en que la foto elegida fue tomada, de alguna forma intenté vincularlo para poder darle personalidad y vida a la persona retratada. 
Este carácter se completa con la imagen, el video y el registro de la voz. Lo que Sofía dice en el audio es un fragmento del libro de Clarissa Pikola Estés y puede interpretarse como su pensamiento durante el proceso de escritura.  La expresión de Sofía me generaba la idea de alguien desepcionado. Así que, pensando en personalidades como la de Hannah Arendt o la propia Pikola Estés, imaginé a esta escritora, sensible, decepcionada, contraponiendo su forma de vestir y la época a la que pertenece, con lo que piensa y siente. Tiene una máquina de escribir, tiene el poder de la palabra. Tiene la esencia ultraviviente del fuego, la potencia de la llama y la necesidad de conectar con su mujer ancestral.  

Mi retrato:


El retrato de Eugenia:



Video:




Registros de voz:




2 comentarios:

  1. Muy buen proceso y resultado.
    Me inquieta la distancia de calidad y puesta general entre la foto elegida y la toma de video (a favor de la foto, no?), parte de la idea de este ejercicio es poder detectar eso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! El video y la foto fueron sacadas con la misma cámara, distintos lentes (50mm en la foto, 18-55mm en el video) el tema es que tuve problemas con la iluminación el día en que tuvimos que filmar, y era un elemento clave el día que sacamos la foto, así que quedó bastante descompensado. No quedé conforme con la puesta del video, intenté varias cosas pero no logré que nada quedara a la altura de la imagen y no andábamos con mucho tiempo así que realmente no pude dedicarle el tiempo que me hubiese gustado.

      Eliminar